Vivienda en Mislata

Estos clientes son una pareja muy joven que venían con muchas ilusiones, pocos prejuicios y totalmente abiertos a propuestas nuevas.

Tenían el capricho de tener una cocina abierta al salón, necesidad de tres habitaciones y mucha ilusión de compartir su proyecto con Nogales.

El principal reto fue el presupuesto… un presupuesto que marcó el cliente y que desde Nogales procuramos no sobrepasar en la medida de lo posible.

La intención era quitar a la vivienda ese aire de piso corriente de los 90, que cuando cualquier persona entrara en la vivienda fuera capaz de transportarse a cualquier país del norte de Europa.

Un espacio que envolviera y del que no quisiera salir.

Nos encontramos con una vivienda de no muchos metros pero muy compartimentada, como muchas otras veces. Entrada, cuatro habitaciones, dos baños completos, una cocina con galería, un pequeño salón comedor y un largo pasillo que articula todas las estancias.

Con nuestra propuesta abrimos espacios, dividimos la vivienda en zona de día y zona de noche, y damos el mayor espacio luz y ventilación a la zona de día ya que es en la que vivimos mas horas al día. Además damos total protagonismo a la cocina, centro de la vivienda y lugar desde el que casi controlar cada rincón de la casa. Una cocina muy amplia y con gran capacidad.